Cazador

Cazador

El cazador de sueños acechaba paciente a un sueño pequeño (del tamaño de un conejito). El sueño atisbaba nervioso, presintiendo el peligro. El cazador apuntó su arma y disparó: el sueño cayó víctima de una parálisis mortal. El cazador lo ató y se preguntó cuánto pagarían por el sueño en el mercado negro. Se lo puso a cuestas y salió de la mente de la pequeña niña.Imagen

Desayuno con mermelada

Hola, éste es un blog donde comparto mis relatos, dibujos y pinturas, espero y lo disfruten.

Mi nombre es Sergio F. S. Sixtos, vivo en la Ciudad de México, escribo microrrelatos porque me gusta armar toda una historia en unas cuantas palabras, y por éstos tiempos que vivimos uno quizá no tiene demasiado tiempo para detenerse a leer un texto muy largo. Acompaño los relatos con un dibujo propio o una imagen en donde haya figurado el relato.

.Imagen